martes, 9 de enero de 2018

Clasicas levantinas.

Cuando los rigores del invierno entran en la zona centro de la península, la costa levantina se convierte en un buen destino dónde seguir disfrutando de la escalada en pared. Aquí encontraremos días de invierno en los que escalaremos en manga corta y tendremos suficiente roca como para volver en más de una ocasión.


Nuestra primera parada nos lleva hasta la sierra de Toix, un pequeño sector en el que encontraremos tanto vías de deportiva, como vías largas semi-equipadas.

Toix y su urbanización.

La vía que elegimos para conocer este pequeño sector es la Cilber, aunque a día de hoy no sabemos muy bien que hicimos. Creemos que fue una mezcla entre el Espolón Limaban y la Cilber, pero como os digo, no lo teníamos nada claro. Lo cual no impidió que disfrutáramos en este pequeño pedrusco con vistas al mar y al Peñón de Ifach.

primeros metros

El lugar queda algo estropeado visualmente por la construcción de una urbanización por la cual tenemos que entrar y en dónde encontramos casas casi a pie de vía, una lastima la verdad...

siempre es un gusto escalar con el mar de fondo

Últimos metros.



Nuestra siguiente parada se dirige hacia los acantilados de Toix, dónde encontramos esta divertida ruta; Magical Mystery Tour, abierta en 1986 en solo integral por el escalador ingles Rowland Edwards.

Esos dos hierros marcan el principio de esta vía

La vía fue reequipada con químicos, por lo que con un juego de cintas y un par de friends medianos  sera necesario para completar el equipamiento de esta ruta tan internacional, cuando la repetimos coincidimos con un grupo de belgas y otra cordada de alemanes, muy majos todos.

Un rapel volado

O unas escalares oxidadas...

Aquí comienza la vía...

buenos cantos

para no acabar mojados.

III desplomado...?

joder con el ingles...

nos saludan desde los yates...

acantilados de toix


una pena, pero esto se acaba...




Nuestra camino continua y nos lleva hasta el famoso y visitado Puig Campana, en concreto a repetir una vía que tenia ganas desde mis principios en la escalada; El espolón central del Puig Campana.

Puig Campana

Una de las clásicas de la roca levantina y de la península. Con una dificultad muy homogénea en torno al IV/IV+. Esta es de esas vías dónde disfrutas desde que empiezas hasta que alcanzas la ultima reunión.

pilla que voy

ay!! las traves...

Quizás este sea el largo más bonito

buenas presas

y verticalidad

te vienes?



viernes, 10 de noviembre de 2017

Espolón Vampiro - Aguja la Pirámide. La Cabrera.

El Espolón Vampiro en el risco del Fraile es una de esas clásicas fáciles, y no por ello menos interesante, que podremos encontrar en los riscos de la Sierra de la Cabrera. 


Aquí estamos alejados del bullicio de su vecino el Pico de la Miel. Unicamente encontraremos alguna que otra cordada repartida por los riscos aledaños, lo cual, hacen de esta zona un lugar tranquilo aun donde echar la mañana.

Con un equipamiento fijo escaso, un grado obligado de V+ y alguna que otra fisura donde trastear con los friends la convierten en una ruta con buenos argumentos para dejarnos caer por la zona.


El primer largo recorre el comienzo del espolón que nos conduce por terreno sencillo hasta unas encinas donde montaremos la primera reunión.


Desde la primera reunión intuimos lo que sera el segundo largo, una fisura, más ciega de lo que aparenta a primera vista, que requiere de friends medianos-pequeños para proteger este largo.




La fisura llega a su fin y tendremos que salir a la placa e ir a coger una laja con las manos para llegar al emplazamiento de la segunda reunión. Estos últimos metros pueden resultar algo expuestos dada la falta de emplazamientos para los friends.




El siguiente largo es otra fisura, esta mucho mas amable que la anterior para la colocación  de los friends.



Bonitos movimientos los que nos regala esta fisura del tercer largo. Empotramiento de manos y buenos pies es lo que nos encontraremos. Quizás éste sea el largo más disfrutón de la vía


El largo acaba en una repisa cómoda donde montamos reunión. ya solo quedan unos metros para alcanzar lo más alto de esta aguja.


Una vez superada la última y corta fisura, encontramos la última reunión y el rapel que nos devolverá al suelo a una canal que nos llevará tras desviarnos unos metros al pie de vía.


Y si te has quedado con ganas de escalar más, en su vecina la Aguja Sin Nombre podremos hacer el Diedro de la Deportiva, otra clásica de grado y longitud similar.


jueves, 5 de octubre de 2017

La Cañada - Risco las Hoces. La Pedriza

El Risco de las Hoces no es uno de los riscos más frecuentados de la Pedriza, siempre que he escalado aquí nunca había nadie más, quizás se deba a su modesta altura, ya que las vías  que alberga bien merecen una visita. Tranquilidad casi asegurada.



La Cañada del Risco de las Hoces; Dos largos, el primero el más exigente en cuanto al grado y el segundo más asequible, pero más picantón.

Croquis por cortesia de ViaClasica

Podemos optar por entrar a la vía por la variante de la izquierda, una placa de adherencia protegida con parabolts o subir por el trazado original, un diedro tumbado que seguro encontraremos algo sucio para alcanzar el corto muro que consigue que nos esforcemos antes de acabar este largo. El paso más duro lo encontramos protegido por un parabolt.


Placa o diedro sucio; Tú eliges, de ti depende

Txory en el paso más complicado

Un pequeño apreton y para arriba


El segundo largo es ya más llevadero en cuanto al grado, lo que no quiere decir que bajemos la guardia, si no todo lo contrario.
Un filón de setas con un aseguramiento más bien escaso convierte a este largo, en nuestra opinión, en la clave de esta modesta ruta.
Un camino de setas nos espera...

Una vez arriba respiras ya aliviado

 Si conocemos bien el arte de lacear setas pedriceras, encontraremos posibilidades donde asegurarnos y aunque no quedan perfectas como en otras zonas, sirven para calmar los nervios.



Y como seguro que nos quedamos con ganas de trepar más, encontramos varias opciones en el mismo risco para completar el día y rentabilizar la aproximación.
Si buscamos algo fácil y disfrutón, la Oscar y Raul seguro que no nos defrauda y para los que se hayan quedado con ganas de apretar más la Licor de Kalua nos dejará satisfechos.

Bonitas vistas desde el Hueco de las Hoces

domingo, 17 de septiembre de 2017

VII aniversario Alpinex

Si me descuido más, pasa un año entero para publicarlo...

Llegamos a la fecha señalada en el calendario Alpinex. Otro año más y con este ya van siete los años consecutivos que  aprovechamos la festividad del Pilar para acercarnos a tan magnifico escenario a realizar nuestras fechorias.

Aquel año, como viene siendo habitual, los planes se reducen a juntarnos y dejar que la inercia nos lleve hasta lo alto de alguna montaña.

Cara Sur abadias

Tras divagar sobre dónde ir, surge la idea de volver a la cara sur de la Abadias; ya nos dimos una vez la vuelta al encontrarnos su cara sur con restos de las primeras nevadas. La cosa no terminó de convencernos  y cambiamos el plan de escalada por darnos una vuelta subiendo algunas cimas cercanas.

Tomada la decisión de volver a la ya conocida cara sur del Abadias preparamos los trastos y para allá que nos fuimos.
En esta ocasión cambiamos el camino de aproximación de nuestra primera visita a tan famosa pared. Esta vez, aproximamos por el valle de Coronas. Más o menos el camino es muy similar en cuanto a desnivel, aunque por aquí, por lo menos a nosotros, se nos hizo algo más ameno que subir por el valle de Cregüeña.



Bonitas vistas para parase a...

Para evitar el frio y la humedad del "vivac mas famoso de Pirineos", hablamos con recepcion de PirineosHostel para que nos cambien de habitación. Tras algunas gestiones, conseguimos este vivac algo más alejado del Ibon  de Cregüeña pero igual de confortable.

 La habitacion de arriba del ibon de la Maladeta

Rinnnggg!! ya esta!! Suena la alarma. El día amanece perfecto, hace frio y aunque cuesta salir del calorcito del saco, parece no haber nubes ni viento que puedan estropearnos el día.

Desayunamos rapidamente, no hay mucha conversación, nos sumergimos en la concentracion de prepararnos bien y no olvidar nada que podamos echar en falta, nos colocamos el arnes y partimos en silencio como tres pequeñas hormigas empequeñecidas por el entorno.

a la sombra todo es diferente

Pero hasta aquí llegamos, hasta el pie de via.
Remoloneamos sobre quien coge el cabo del miedo, pero ninguno quiso romper el frio de aquella mañana de octubre y así nos quedamos, tomando el sol hablando de lo que nos pasaba por la cabeza contemplando tan grandioso paisaje, pero sin respuestas a la pregunta de por qué aquel año no escalamos. Aunque no importa, en la vida de cada uno, hay momentos para todo.

calor y risas a pie de vía.

lunes, 17 de julio de 2017

Gokyo - Faro de la Plata. Pasajes, San Sebastian.

Esta es una escalada atípica, pero muy atípica para lo que estamos acostumbrados.
 Arenisca al lado del mar...ein, cómoo??


Playa, sol...manga corta...pero cómo que allí no llueve con todo un temporal atravesando la península...pero dónde es eso???

Jejejeje...tranquilos esto fue hace unos meses...
Atención escalada sujeta a restricciones; Se puede escalar desde el 1 de Agosto al 31 de Diciembre

Croquis extraído de internet

La vía fue equipada por  Stig Larrañaga y L.M. Mateos.
Por lo que hemos podido leer por internet, costo mucho tiempo en permisos y demás trabas burocráticas poder escalar en la zona; por lo que se pide máximo respeto con el entorno y la fauna.


El pie de vía ya es diferente y nos da pequeñas pinceladas de lo que encontraremos. Aquí no hay tierra a pie de vía, si no mar y rocas erosionadas por la fuerza del cantábrico.




El primer largo es el que nos conduce para subirnos a este queso gruyere de más de 200 metros de largo, en el que las vistas ya son muy fotogénicas.




Por lo que pudimos comprobar cuando repetimos la vía, estaba aún en trabajo de limpieza, lo que no impidió que disfrutáramos de lo lindo escuchando el mar romper bajo nuestros pies.



Uno de los largos que más nos gustó sin duda es este de la foto de abajo, un muro con salida incierta para destrepar buscando la reunión.



Una vez dejamos la zona más vertical, solo queda continuar por la cresta, ya por terreno bastante asequible, para buscar la zona más alta